Viajes para aventureras

Teléfono: +34664460302 | e-mail: hola@womviajes.com

Decálogo del turismo responsable

 

¿Quieres fomentar un turismo responsable y sostenible?

Aquí te damos las bases para intentar hacerlo.

 

 

Ayer, 27 de septiembre, se celebró el Día Mundial del Turismo bajo el lema “El turismo responsable como instrumento de desarrollo“.  Sin duda, se trata de una oportunidad para que todas reflexionemos y nos sensibilicemos sobre el papel y la contribución de la industria turística en el mundo. 

 

El turismo responsable busca minimizar los impactos negativos en el ecosistema, economía, sociedad y cultura del destino turístico, y busca que se convierta en un sector que impacte positivamente en las vidas de la población local y su entorno. Aunque las empresas turísticas y las instituciones tienen una labor muy importante, también la tenemos nosotras a título personal, ya que podemos aportar nuestro pequeño granito de arena, fomentando la economia local protegiendo el planeta y el patrimonio, valorando a nuestros anfitriones y su cultura…

 

Aquí os dejamos algunos puntos que te harán ser partícipe del turismo responsable:

 

  • Respeta las culturas, tradiciones y valores de tus anfitriones. Aprender de la comunidad que nos acoge nos ayudará a ser más tolerantes y ciudadanas del mundo y a luchar contra los prejuicios. Además, comprender su estilo de vida nos ayudará a ser más respetuosas con la población que nos acoge y seremos mejor bienvenidas y acogidas, evitando, por su parte, cualquier ofensa que pudiera resultar del desconocimiento. Por ejemplo, antes de tomar una foto pide permiso o ponte pañuelos en hombros o cabeza en centros religiosos que así lo indiquen.

 

 

  • Respeta los derechos humanos. No consumas productos o servicios que provengan de trabajos vejatorios, explotación infantil, laboral, sexual o de cualquier tipo. Por el contrario, intenta realizar actividades y experiencias, … que fomenten la lucha contra la desigualdad social, de género, etc. Por otro lado, no des dinero a los niños. Si aprenden que sacan más beneficio del turismo que en la escuela, pronto dejaran de ir, bien por ellos, por la presión familiar o de alguna mafia. Son niños, no un recurso para generar ingresos. Por lo que, aunque consideres que estás ayudando, puedes estar condenando a esas criaturas a abandonar la posibilidad de unas mejores condiciones de vida.

 

 

  • Ayuda a preservar los ecosistemas locales. Disfruta solo de productos, servicios y experiencias que garanticen la explotación sostenible de los recursos del destino y que respeten el hábitat natural de la fauna y flora, evitando el maltrato animal o la destrucción del entorno. Tu presencia se debe notar lo menos posible por lo que no ensucies y recoge tu basura. Cuando te vayas, el Planeta no tiene que haber notado tu presencia allí. Haz un uso racional del agua, especialmente en los lugares donde escasea. No podemos pretender tener los mismos hábitos que en nuestra casa. En relación al maltrato animal, pincha aquí para investigar qué experiencias, muchas veces comunes en los circuitos turísticos, implican maltrato animal y no nos damos cuenta.

 

 

  • Fomenta el consumo local, tanto de productos como de servicios. Apoya el empoderamiento local consumiendo productos o servicios producidos en el destino y cuyos beneficios sean repartidos de modo que se favorezca a los grupos más vulnerables y no en grandes almacenes o compañías internacionales. Además, aunque sabemos que es difícil, intenta hacerlo a un precio justo para no desestabilizar la economía local ni las condiciones de vida locales. No es la primera vez que vemos cómo el nivel de vida de un pueblo, ciudad o zona aumenta por la presencia del turismo.

 

 

 

  • Respeta el patrimonio cultural. A mucha gente parece gustarle llevarse una tesela de mosaico o poner nuestro nombre para que perdure hasta la eternidad, pero si todos los que visitamos un lugar, hiciésemos eso, habríamos perdido todo el patrimonio mundial. Por lo que ayuda a preservarlo en las mejores condiciones tal y como nos lo hemos encontrado.

 

 

Siempre se puede mejorar porque habrá malas prácticas que hagamos que, sin ser conscientes, no fomenten este turismo responsable por el que abogamos pero, desde WOM estamos muy comprometidas con el turismo como motor de desarrollo. Ya sea por la elección de experiencias o por la colaboración con actores locales comprometidos, estamos intentando hacer todo lo posible porque nuestras actuaciones dejen el menor impacto negativo y sirvan para crear un mundo un poco mejor.  ¿Tú te consideras una viajera responsable?

¡Comparte nuestra filosofía!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes en el blog de WOM Viajes

Categorías

Calendario de viajes WOM

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies